Apr 21, 2023 • 10 min read

0 comentarios

¿Qué es el método Lean Startup? Definición, origen e implementación

Hasta hace algunos años, cerca del 90% de proyectos empresariales tenían la tendencia de fracasar y, del 10% que tenían éxito, un 66% sacaban al mercado productos y servicios que no tenían nada que ver con el inicial. 

Desde siempre, los proyectos eran creados en la oficina mediante un plan de negocios, se pedía la financiación y se lanzaba el producto al mercado. 

El sistema Lean Startup realiza el rediseño de todo esto para hacerlo más eficiente y reduciendo así el riesgo a la hora de lanzar un proyecto innovador.

No cabe duda de que es un modelo que puede ayudar a muchas empresas para mejorar.

Por eso hoy queremos contarte de manera pormenorizada en qué consiste esta metodología, y cómo llevarla a cabo.

¿Qué es el método Lean Startup?

Al contrario que el modelo tradicional de startups, el modelo Lean Startup rediseña totalmente el proceso para conseguir que sea más eficiente y eliminar cualquier riesgo que conlleve el fracaso de la iniciativa.

Pero vayamos por partes: el método Lean Startup es una filosofía y un sistema que transforma proyectos en realidades empresariales teniendo como eje central la necesidad del cliente y las experiencias de éste. 

Convertir tu idea de negocio en un producto siguiendo la retroalimentación del cliente.

Tiene como características principales la reducción de procesos y acciones que, en multitud de ocasiones, no llevan a nada, es uno de los principales objetivos de emprendedores y empresarios. 

Por ello, para modificar la idea inicial hasta el producto final, lo que se busca es crear o desarrollar el producto en función de lo que demanda el propio cliente.

Y en esto se basa el Lean Startup.

¿Cuál es el origen del método Lean Startup?

Este método está muy vinculado a la obra de Eric Ries “El método Lean Startup”. 

Esta filosofía fue llevada a cabo por la empresa Toyota y tiene su base en la filosofía japonesa que se aplica en los procesos productivos de las industrias en Japón.

✅ Se enfoca en la idea de eliminar actividades superfluas que no aportan ningún valor. 

Esto la convierte en una filosofía de mejora constante con base en la observación, experimentación y la validación de productos y servicios.

Además, Ries también se vio influido por la metodología Customer Development insertada en la obra de su maestro, Steve Blank. Este método se centra en conocer al cliente en profundidad para saber cuáles son sus deseos y necesidades para garantizar el éxito de un producto.

En sus inicios, el método Lean Startup era aplicado en empresas de tecnología. Pero hoy en día, gracias al éxito que hubo en estas empresas, se ha expandido a todo tipo de sectores y negocios. En estos sectores, se intentan eliminar aquellos recursos dentro del proceso productivo que no suponen ventaja alguna, como son la sobreproducción, el tiempo de espera, el transporte, el exceso de procesos, defectos de productos, inventario, movimientos innecesarios y eliminación de elementos que no sean creativos.

Al aplicar todo lo anterior, se reduce el tiempo y el coste de producción. En otras palabras, la empresa se vuelve más ágil.

¿Para qué sirve el método Lean Startup?

Este método nos ayuda a administrar y construir un negocio o puesta en marcha de un producto mediante la experimentación, pruebas e iteración de lanzamientos. Para ello, se realiza la evaluación de resultados de pruebas u opiniones de los consumidores. 

Es ideal para crear un producto o servicio hecho a medida del cliente.

Cuando una empresa necesita lanzar al mercado un producto de manera rápida, pero con visos de éxito, el método Lean Startup permite conseguir estos objetivos de forma rápida

Se suele concentrar todo el esfuerzo en las características del producto que proporcionan más valor y aprobación por los consumidores a lo largo de su ciclo de desarrollo.

Por ello, el método busca deshacerse de todas las prácticas costosas en las etapas iniciales de la empresa, y esto garantiza un mayor éxito a largo plazo.

¿Cómo aplicar el método Lean Startup?

Utilizar de forma efectiva este método implica realizar tres pasos importantes. Hay que señalar que estas fases no tienen un inicio ni final definidos, sino que es un ciclo que se repite de forma continua. 

Nos referimos a los procesos de crear, medir y aprender.

En otras palabras, primero crear un producto, después medir los resultados y, al final, aprender del proceso para comenzar otra vez de nuevo.

✅ Tener una idea

Lo primero que se necesita para empezar todo proyecto es tener una buena idea de un producto, servicio o empresa. 

Es esa idea que va a dar solución a los problemas del cliente y satisfacer sus necesidades.

✅ Crear el producto mínimo viable (PMV)

El PMV o Producto Mínimo Viable (en inglés, “MVP” o Minimum Viable Product) es el primer “prototipo” que se crea cuando deseamos lanzar una startup. 

Se caracteriza porque está incompleto, aunque dispone de funcionalidades básicas para presentarlo ante los clientes y que estos lo prueben. 

Por ello se denomina “mínimo viable” y será el primer paso para comprar si a un cliente le gustará o no tu producto.

Cuanto antes se lance un producto en el mercado, antes se podrá comprobar las respuestas de los usuarios. El PMV recopila toda la información y visualiza qué puntos se pueden mejorar.

En el ámbito del marketing digital y el diseño web se suele decir que si tienes una idea y quieres testear previamente en Internet para ver cómo responde tu público objetivo, lo primero es empezar de esta manera.

Es decir: 

  • Comenzar comprando un dominio y un hosting web de calidad, donde sea fácil instalar WordPress, teniendo en cuenta que tus conocimientos iniciales no serán demasiado avanzados.
  • Ir creando contenidos en un blog e ir viendo si vas generando tráfico y solicitudes de más información por parte de esos visitantes.

✅ Medir los resultados

Tras lanzar el PMV, la segunda fase es medir los resultados obtenidos. Para lograrlo, es necesario contar con un sistema de medición fiable y eficiente que ayude a saber si el producto se ajustaba o no a lo que el cliente esperaba. 

Esta fase es de vital importancia, puesto que ayudará a generar el producto final (cubra las necesidades del público objetivo). También permite evaluar los costes y las posibles ventas futuras.

✅ Aprendizaje validado

El siguiente paso consiste en aprender de la información obtenida. Es lo que se conoce como “aprendizaje validado” y es donde se decide qué es lo que pasará con el producto o idea. 

Este aprendizaje ayuda a saber si hacen falta algunas modificaciones, cambiar el producto por completo o si ha tenido una óptima acogida.

Esto también sirve para lograr más experiencia y aplicar todo lo aprendido a la hora de comenzar un nuevo ciclo para crear un nuevo producto o mejorar el ya existente.

Con Lean Startup la inversión se realiza sobre las características más funcionales y que, gracias a la comunicación con los clientes se ve rápidamente la viabilidad del producto o servicio. 

En otras palabras, es un proceso más rentable y recomendable en los proyectos de negocio.

✅ Repite el proceso

Una de las ventajas de este método es que hay una intención de mejora continua. Una vez que se han aplicado los cambios en el “prototipo”, se ha de repetir el proceso o, en otras palabras, “ciclos interactivos”.

De esta forma, el prototipo se mejora de forma constante utilizando el feedback de los clientes y esto supone una mejor adaptación al mercado y satisfacción de los consumidores.

¿Por qué triunfa tanto la metodología Lean Startup?

Para saber el éxito de su utilización, tenemos que hablar de las “3 F” (Feedback, Fracaso y Flexibilidad).

→ Feedback:

En primer lugar, recibir feedback de los clientes con los que se define el proyecto es un extra de valor continuo. Mientras que antes se dedicaba mucho tiempo en perfeccionar una idea y, posteriormente, demostrar si funcionaba o no. 

Con el método Lean Startup, el proceso se revierte:

Mientras creamos la marca o producto, paralelamente lo vamos contrastando con el mercado.

→ Flexibilidad

Esto nos permite flexibilidad el proceso y realizar las correcciones que sean necesarias a tiempo.

→ Fracaso

En último lugar, hablamos de tolerancia al fracaso, puesto que con Lean Startup fracasar no se ve como algo negativo, sino como algo lógico. 

Aquí también juega un papel importante la flexibilidad. Si disponemos de capacidad de adaptación, el fracaso se siente menos grave y se puede solucionar.

¡Correo electrónico de inicio de sesión enviado!

Suscribirse a
más contenido increíble

Suscríbete para recibir nuestra newsletter mensual con contenido útil y ofertas de SiteGround.

¡Gracias!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción.

Las 3 técnicas aplicables dentro de la metodología Lean Startup

Como ya hemos dicho, el método Lean aparece por el interés de ahorrar a lo largo del ciclo de desarrollo del producto. 

Pero, en función del sector en que nos movamos, tendremos que optimizar unas u otras fases y realizar acciones diferentes. 

Es por ello que, para facilitar más las cosas, dentro de este método podemos elegir entre tres técnicas.

  • Desarrollo de clientes (Customer Development). Creada por Steve Blank y es la técnica más básica. Se basa en preguntar directamente al cliente sobre un producto o servicio. 

Es decir, que sea el mismo cliente quien pruebe y opine. En base a su feedback se tomarán las acciones.

  • Modelo Canvas. Consiste en una plantilla con una serie de cuadrículas que nos permitirá echar un vistazo rápido de nuestro producto y valorar cuáles son potencialidades y defectos.

En esta técnica se incluyen datos como los gastos, beneficios, aliados, propuestas de valor, grupo objetivo de cliente, actividades a realizar, etc. Esto permite valorar cada cuadrícula y, una vez conforme, cerrar todo el proyecto a un nivel más general.

  • Técnicas Scrum o ágiles. Son de las más usadas hoy en día, puesto que consiste en emplear softwares y herramientas de comunicación que son más directas y rápidas.

Esto nos permite un ahorro de tiempo considerable que provoca la producción.

Hay que señalar que estas técnicas no son excluyentes, es decir, se puede escoger una, dos o combinar todas ellas para conseguir una mayor eficiencia.

Ventajas e inconvenientes de utilizar el Lean Startup

Gracias a su metodología, Lean Startup ha logrado crear una filosofía que permite cambiar modelos de negocio llevando a cabo la “eliminación” de lo que no es necesario

Reducir las partes del proceso que no son necesarias para lanzar el producto. 

En este sentido, se ahorra tanto en costes como en tiempo.

Pero para afianzar más las ideas de lo que supone este método, vamos a detallar las ventajas y los inconvenientes que tiene:

✅ Ventajas del Lean Startup

Lo interesante de esta filosofía empresarial radica en sus numerosos beneficios. Los más destacables son estos:

  • Mayor satisfacción de los clientes, ya que el producto final es más cercano a lo que necesitan o esperan del mismo al estar testado de forma previa.
  • Mejora la optimización, ya que reduce los pasos y procesos, así como el ver minimizados los gastos económicos en cuanto a personal y equipo.
  • Se reduce el gasto innecesario, ya sea en el número de horas de trabajo invertido en la producción como en la pérdida de recursos materiales. Estos últimos incluso pueden llegar a tener un impacto negativo en el medioambiente.
  • Aumenta la productividad del equipo, puesto que los integrantes del equipo se sienten parte de todo el proceso.

❌ Desventajas del Lean Startup

Por el contrario, aunque tenga un gran éxito y además probado, a la hora de cambiar la forma de negocio y acortar el ciclo de desarrollo de los productos, no todos están dispuestos a ello. 

Cambiar supone un cambio de mentalidad, así como tres inconvenientes:

  • La optimización va en contra del factor humano. Esto es así porque al perseguir la eficiencia y optimizar los recursos, hay negocios que acaban perdiendo el papel esencial que desempeñan las personas.
  • Provocar la saturación del cliente. Al realizar tantas pruebas y testeos durante el desarrollo del producto, el usuario puede terminar rechazando el producto por puro agotamiento o aburrimiento.
  • Es posible que el propio emprendedor pueda perder la pasión por su trabajo y su idea con método Lean Startup. Si comprueba que el producto se aleja de la idea inicial, es posible que termine por no seguir con el proyecto debido a la falta de motivación e ilusión.

¿Cuándo debemos utilizar la metodología Lean Startup?

Se puede utilizar esta metodología a lo largo del desarrollo de todo tipo de negocio o producto, puesto que tiene una efectividad ya comprobada en el mercado.

Aunque el grado de experimentación que supone necesita de una inversión de tiempo en realizar experimentos, muchas veces, innecesarios para los mercados o modelos de negocios asentados.

Es decir, si este método se implementa en una peluquería pequeña, se puede experimentar en relación a los precios de los servicios o las ofertas en ciertos peinados, pero seguramente la variación del comportamiento de los clientes sea poco.

Este método es más recomendable en caso donde exista una incertidumbre en el producto o en el mercado donde nos queremos asentar. 

A continuación, detallamos ejemplos de implantación en función del tipo de mercado y producto:

➡️ Mercado y producto nuevo

Un ejemplo que podemos encontrar en este caso es el caso conocido de la empresa Iridium de telefonía móvil. 

Quiso revolucionar el mercado lanzando hasta 66 satélites al espacio para conseguir que sus clientes tuvieran cobertura en cualquier parte del planeta. 

El resultado fue que esta idea fracasó de forma estrepitosa, porque no tuvo en cuenta qué comportamiento tendrían los clientes.

➡️ Nuevo mercado y un producto “clon”

De entre estos casos podemos encontrar la conocida cadena de tiendas de donuts y cafés más grande del mundo, Dunkin Donuts. 

Esta compañía nació en la década de los 40, en plena crisis de la industria del café (gran parte debido a los pequeños márgenes de beneficio y la amplia competencia que tiene). 

La empresa entró dentro del mercado español bajo la denominación de Dunkin Coffee en 2006 y, aunque tuvo éxito en un principio en el mercado, la verdad es que la compañía terminó por variar los productos. 

Esto es así porque fue necesario la adaptación al mercado español, ya que este era diferente al americano en cuanto a los gustos culinarios.

➡️ Nuevo producto en un mercado conocido

Es aquel producto en que conocemos a nuestros clientes, sabemos el camino de nuestra campaña de marketing, el riesgo o dificultad que supone que los consumidores acepten el nuevo producto presentado.

Un ejemplo lo encontramos con la empresa mDurance, una empresa menor vinculada a UGR emprendedora desde su nacimiento y que introduce una herramienta novedosa para medir la actividad muscular. 

Los grupos de clientes podríamos dividirlos en clínicas fisiológicas, clubes deportivos y fisioterapeutas, entre otros. 

El objetivo de la empresa es que tiene que experimentar para conseguir que el cliente acepte el nuevo producto y la forma de venderlo frente a estos grupos.

➡️ Mercado y productos conocidos

Por último, estamos ante el caso de un modelo de negocio y un formato de producto ya conocido, por lo que lo único que hay que hacer es experimentar para ajustar y afianzar el producto dentro de un nicho de clientes.

Piedidicolori, una empresa fundada por Manuel Navarrete López dentro de UGR Emprendedora, se dedica a vender alpargatas y textiles donde Manuel es quien diseña los modelos y añade las ilustraciones en los productos. 

En este sentido, el producto y el mercado es conocido, pero se experimentan otras formas de atraer al público.

Casos de éxito de marcas que aplicaron el método Lean Startup

Hoy en día podemos encontrar numerosas marcas muy reconocidas que han aplicado el método Lean Startup en su proceso de producción. 

Todo ello con la intención de mejorar sus modelos y conseguir resultados positivos frente a los clientes. Algunos de los casos más conocidos:

✅ Toyota

La marca Toyota no podía faltar en esta lista como pionera en la Lean manufacturing. 

Fueron los primeros en optimizar los procesos de producción en la década de los 70. A partir de entonces, convirtieron a la compañía japonesa en referencia en eficiencia productiva.

De Toyota también obtenemos el proceso industrial 5S, base de Lean Startup (Sistematización, Saneamiento, Simplificación, Subordinación, sostenimiento del proceso productivo).

✅ Nike

Fue a partir de 2011 cuando Nike se decantó por la filosofía Lean Startup y varió su sistema de producción poniendo su empeño en esta estrategia. 

La marca buscaba mejorar la calidad de sus productos mediante los trabajadores. 

¿Y qué hicieron para conseguirlo? Pues que transformaron la formación de los empleados y los ajustó a los principios establecidos por el método Lean, como reducir el tiempo de producción al mejorar la capacidad del equipo.

✅ Intel

Intel a día de hoy es una de las grandes empresas en tecnología del mundo y gracias a Lean aprendió a reducir el tiempo de creación de un chip de 3 meses a 10 días. 

Aunque para optimizar el proceso tardaron cerca de 5 años, pero pudieron reducir el tiempo en cuanto a procesos innecesarios.

✅ Uber

Esta compañía en su origen probó un MVP que disponía de una plataforma de viajes compartidos con fuentes múltiples. 

Esta idea fue bien recibida y aprobada por un primer grupo de usuarios. 

Esto hizo que la empresa se pudiese expandir rápidamente por otras ciudades, países e, incluso, ha terminado en la industria del transporte a nivel mundial. 

Su idea de plataforma de intercambio de servicio no era nueva, pero los fabricantes de coches y proveedores de transporte no pudieron replicar servicios, modelos comerciales y la agilidad igual para interrumpir la industria.

Ahora que ya conoces el método Lean Startup, ¡toca aplicarlo!

Y hasta aquí te hemos contado en qué consiste la metodología Lean Startup y todo lo que puede ofrecerte. 

Como has visto, es una buena herramienta para el desarrollo de productos y servicios en un negocio. 

Aunque también es necesario contar con ideas innovadoras, flexibilidad, un espíritu de mejora constante y estar en contacto continuo con el cliente. 

Pero todo ello se ve con grandes beneficios al final del proceso.

Iniciar discusión

Artículos relacionados

Ha llegado el momento de practicar

Ha llegado el momento de practicar

Elige el proveedor de alojamiento que te ayude a comenzar de manera fácil, a construir rápidamente y a crecer fuerte. Está libre de riesgos con nuestra garantía de devolución de dinero de 30 días.