¿Qué es el Protocolo HTTPS y para qué sirve? Guía completa

Navegar por Internet es muy sencillo y la mayor parte de los usuarios hoy en día saben hacerlo sin problemas: tan solo habrá que abrir una ventana del navegador, escribir la ruta de destino (página web) y esperar a que cargue.

A nivel interno, el proceso que se produce es mucho más complejo y entran en juego una serie de protocolos que lo hacen posible.

Algunos de ellos están relacionados con nuestra seguridad, como es el caso del protocolo HTTPS. Hoy lo conocerás a fondo.

Si todavía no sabes qué es HTTPS y cómo te protege a la hora de navegar por Internet, en este artículo podrás saberlo todo sobre el protocolo.

¿Qué es el HTTPS?

Antes de nada, es importante que tengamos claro el significado de HTTP. Es el acrónimo de Hypertext Transfer Protocol (se puede traducir al español como protocolo de transferencia de hiper texto).

HTTPS es lo mismo, con la salvedad de que se le añade el término “seguro”.

En ambos casos, estamos hablando de un protocolo que define la manera en la que viajan los datos a través de Internet.

  • En el caso de que se utilice el protocolo HTTP, los datos serán accesibles para cualquier persona que pueda captar la comunicación, por lo que no se considera la forma más efectiva de hacerlo.
  • Por su parte, el protocolo HTTPS utiliza una conexión segura ya que se basa en el sistema de cifrado SSL. Esto permite que los datos puedan viajar de manera segura de un dato a otro, y que no puedan ser captados por cualquiera.

Para entender mejor qué es el protocolo HTTPS, es importante saber cómo funciona. A resumidas cuentas, este es su funcionamiento:

  • Abrimos una página de Internet y el navegador intentará conectarse a un sitio que ha sido protegido con SSL.
  • El navegador requerirá que el servidor web se identifique.
  • Será así como el servidor mandará una copia de su certificado SSL a nuestro navegador.
  • El navegador, una vez ha recibido la copia, comprobará si el sitio web es de confianza. Si es así, manda un mensaje que lo acredita.
  • El servidor mandará un acuse de recibo con firma digital que permitirá que se inicie la conexión cifrada.
  • Así es como empezarán a transferirse datos cifrados entre el servidor y el navegador.

 ¿Cómo surgió HTTPS? Sus inicios e historia

El HTTP, el protocolo clásico en el que se basa la navegación web, sería inventado entre los años 1989-1991 por Tim Berners-Lee. Este protocolo ha ido cambiando bastante a lo largo de los años debido a las necesidades emergentes.

En sus orígenes, este protocolo fue diseñado para intercambiar archivos en un entorno controlado, en un laboratorio. Ahora se utiliza para intercambiar todo tipo de ficheros (imágenes, textos, vídeos de alta resolución, entre un largo etcétera) a través de una red infinitamente más grande.

Ya te habrás dado cuenta de que al navegar en los sitios más conocidos (cómo puede ser el caso de Google o redes sociales como Twitter o Facebook), el protocolo que se emplea no es HTTP, si no HTTPS, combinándolo con el protocolo TLS (siglas de Transport Layer Securitu).

Para comprender el inicio del HTTPS es necesario hacer un viaje en el tiempo al año 1994. Por aquel entonces, la compañía Netscape, conocida por haber diseñado el navegador homónimo, creó SSL v2.

Se trataba de un protocolo de cifrado que había sido diseñado con el objetivo de dar protección a las comunicaciones a través de Internet. Sin embargo, este protocolo todavía tardaría un año para ser integrado en el navegador Netscape Navigator en su versión 1.1.

Este momento del tiempo fue muy importante, ya que sería la primera vez que se podría navegar por Internet con un protocolo de cifrado. En aquel momento no era demasiado importante, pero hoy en día ya es imprescindible.

Como primera versión, SSL v2 presentó importantes problemas de seguridad. Netscape no tardaría demasiado en hacer las correcciones pertinentes, y es así como lanzaría la siguiente versión, la SSL V3.

Durante muchos años se estuvo usando este sistema de seguridad. 

De hecho, las versiones más avanzadas todavía tienen su vale en SSL 3.0. Sin embargo, algunos expertos recomiendan el uso del protocolo TLS, que es una evolución del protocolo SSL.

¿Para qué sirve el protocolo HTTPS? 6 utilidades principales

Para que puedas conocer con más detalle qué es HTTPS en informática, aquí tienes un pequeño listado con sus utilidades principales:

  1. Creación de un canal encriptado

El HTTPS permite dar forma a un canal encriptado para trabajar con aquella información que es más sensible.

Eso sí, habrá que tener en cuenta que el nivel de cifrado estará supeditado al navegador que se utilice y el servidor remoto con el que se está interactuando.

  1. No hará falta usar ningún software adicional

Al usar el protocolo no será necesario instalar ningún tipo de software o funcionalidad adicional. Por ello, será utilizable por cualquier tipo de navegante sin ninguna restricción.

Tal y como veremos a continuación cuando hablemos de las ventajas del HTTPS, esto es muy interesante, ya que ayuda a fomentar la confianza en el cliente, elevando las posibilidades de que se produzca la conversión deseada.

  1. Total integración

El protocolo HTTPS ser competible sin ningún tipo de problema con la mayoría de los navegadores web actuales, como:

  • Mozilla Firefox
  • Google Chrome
  • Microsoft Edge
  • Opera
  • Safari
  1. Identificación inequívoca de que la web es segura

Lo más habitual es que aparezca un rasgo distintivo en el navegador que nos indique que la página es segura. Suele ser un pequeño candado que se sitúa en la zona izquierda en la barra de direcciones.

Además, el término HTTPS aparecerá en la dirección URL, elevando todavía más la confianza del usuario.

  1. No almacena contenido en caché

La información que se transmite a través del protocolo HTTPS no almacena ningún tipo de información en caché. Sin embargo, esto podría ser una ventaja o un inconveniente, dependiendo de la situación.

El hecho de que no se almacene en caché es interesante porque no quedan datos residuales a los que se pueda acceder para intentar vulnerarlos. A cambio, la página tardará más tiempo en cargarse (cuestión de milisegundos).

  1. Proceso de verificación complejo

En el caso de que una persona no autorizada consiga obtener los datos que han sido transmitidos a través de este protocolo, no será capaz de descifrar la información debido a que le llegará encriptada.

Tan solo le llegará desencriptada si se han concluido todos los datos que indicamos en los apartados anteriores.

Ventajas: ¿por qué es importante tener una web HTTPS si tienes un negocio online?

¿Todavía no tienes una página web con este protocolo? Ahora que ya conoces qué es y para qué sirve HTTPS, no deberías pensártelo.

En esta sección podrás encontrar un listado de algunas de las ventajas más importantes de hacerlo:

  1. Ayuda a mejorar la privacidad de los datos de tus clientes

Si decides hacer el cambio a este protocolo, estarás incorporando una capa de cifrado a los datos que los usuarios van a introducir en tu web y con los que va a interactuar. Por ejemplo, podríamos estar hablando de sus datos personales, dirección, incluso de su información bancaria.

A nadie le gustaría que estos datos pudieran caer en malas manos, sin hablar de las responsabilidades legales que esto entrañaría.

Con el protocolo HTTPS se consigue que los datos de la web queden encriptados y que nadie pueda tener acceso a los mismos, aunque encontrase la manera de acceder.

También debemos tener en cuenta que no solo se protege el sitio web, sino también la URL al completo. Esto quiere decir que protege tanto los datos personales que se escriben en el momento del registro, las contraseñas introducidas, los parámetros que se envían y se reciben, las cookies, etc.

  1. Mejora la protección contra ataques externos

Cómo ya hemos indicado en el apartado anterior, confiar en el protocolo HTTPS significa que dotaremos a nuestra web de una capa de protección extra que elevará la seguridad mediante el recurso de la encriptación.

Las defensas de la página se verán reforzadas, así que podrá defenderse mejor frente a ataques como Ransomware, Malwares, o cualquier otro tipo de software relacionado. Digamos que cerramos las vías de entrada que usan estos sistemas infecciosos para acceder a nuestra web.

El negocio online, más allá de a lo que se dedique y de su reputación, tendrá más seguridad. Así tendrá un camino más llano que le orientará hacia el éxito.

  1. Mejora la credibilidad y confianza de la plataforma

Los usuarios cada vez se toman más en serio la seguridad al comprar online, y no es para menos. Hay muchas páginas fraudulentas que tan solo buscan hacerse con datos personales o con el dinero de los internautas.

Si entras a una página web y te encuentras con el mensaje de no es seguro (que es el que te puede indicar un navegador como Chrome) puede ser el motivo que haya que el visitante no confíe en la web y no complete la venta o ni tan siquiera llegue a registrarse.

Gracias al certificado SSL, y a hacer el cambio de HTTP a HTTPS, podremos presentar una web totalmente legítima que indicará que somos reales y que realmente se puede confiar en nosotros.

Así lograremos mejorar la reputación online y nuestra imagen digital en general.

  1. Ayuda a mejorar el posicionamiento SEO

Aunque de esto hablaremos más adelante, en la sección correspondiente, es una ventaja que no podemos pasar por alto.

Google se toma muy en serio que Internet sea lo más seguro posible y pone todo su empeño en hacer que las páginas se cambien al protocolo seguro.

Por esta razón, podrías estar perdiendo posiciones en los resultados de búsqueda (o SERP) si todavía estás usando el protocolo HTTP. Por mucho que estés trabajando en otros criterios relativos al Posicionamiento SEO u orgánico, necesitas hacer el cambio a HTTPs ya mismo.

  1. Te encaminará hacia el éxito

Las ventajas del protocolo HTTPS ya descritos harán que tu web sea un sitio seguro, legítimo, en el que se puede confiar y mejorará su posicionamiento SEO.

No importa qué tipo de tienda online, blog, web corporativa o proyecto tengas, ya que es necesario hacer el cambio a HTTPs (se tiene que ver como algo básico).

Y es que son muchas las cosas que están en juego, como es el caso de la imagen del negocio, el tráfico y elevar las posibilidades de que se produzcan conversiones.

Cualquier criterio que pueda mejorar el impacto de tu proyecto online debe ser tenido en cuenta.

✅ Pásate a HTTPS en tan solo UN CLIC:
¿La web de tu negocio está diseñada en WordPress? SiteGround te lo pone fácil. Convierte tu proyecto en un negocio seguro en tan solo un clic. No hace falta que tengas conocimientos técnicos avanzados.
➡️ QUIERO TENER UNA WEB SEGURA ⬅️

Desventajas: ¿tiene algún ‘pero’ el tener tu web en HTTPS?

Sin embargo, también existen algunas desventajas del protocolo HTTPS, aunque no es algo que se pueda considerar irremediable.

Estas son las 3 desventajas más destacadas:

1. Errores 404

  • Si empiezas tu proyecto web directamente con el protocolo HTTPS activo, puedes obviar este punto porque no te interesa.
  • Sin embargo, si se hace la migración del sitio web a HTTPS, se cambiarán todas las URLs de la web (piensa qué en vez de comenzar por HTTP, empezarán por HTTPS). Esto es muy importante, ya que tu cliente se podría encontrar con errores 404 si no se han hecho las redirecciones adecuadas.

No es que sea algo muy complicado, pero requiere de unos conocimientos técnicos medios-avanzados que no tienen todos los usuarios.

✅ Lo mejor en estos casos es contar con un hosting de calidad, cuyos técnicos se encarguen de ayudarte en esta gestión tan delicada.

2. Dificultades a la hora de migrar

El propio proceso de migración también entraña una serie de dificultades que habrá que solventar, y que no siempre son intuitivas. Por ejemplo, podríamos estar hablando de:

  • Problemas de enlaces (cómo ya hemos indicado).
  • Cómo manipular el archivo robots.txt (por si tenemos que bloquearlo para evitar contenido duplicado u otros problemas).
  • Cualquier mensaje de alerta que pueda ocurrir en la web.

Todo esto se puede confiar en una empresa que se encargue de efectuar la migración por ella misma. Así, nos aseguramos de que la página sea plenamente funcional y no afecte a la experiencia del cliente.

3. Cambios en el rendimiento web

La verdad es que el protocolo HTTPS requiere de más recursos que el protocolo HTTP. Hay que tener en cuenta que, si nuestro rendimiento con este último protocolo no era bueno, lo más probable es que empeore todavía más a la hora de hacer el cambio.

No obstante, este es un problema urgente a arreglar, ya que nos va a afectar en más de lo que pensamos.

Por ejemplo, podría ser que la página fuese tan lenta que los clientes se desesperen cada vez que van a comprar, y que Google nos penalice por trabajar con velocidades tan reducidas.

¿Qué relación guarda el HTTPS con “SSL”?

El protocolo HTTPS pertenece a la capa de aplicación del modelo OSI. Para poder cumplir con su función de protección, necesita de un certificado SSL/TLS.

El certificado SSL se encuentra dentro de la capa de sesión en el modelo OSI, mientras que el protocolo TLS se localiza en la capa de transporte.

Estos certificados se emplean cuando se produce intercambio de información sensible o personal, cómo podría ser la introducción de contraseñas para acceder a páginas en donde los datos podrían ser robados (como la página web de una entidad bancaria).

Con la combinación de HTTPS + SSL/TLS vas a poder conseguir mejorar la seguridad de los navegantes en tu sitio web.

¿Qué datos protege el protocolo SSL?

Este protocolo te protege de los siguientes 3 tipos de datos:

  • De cifrado: al cifrar los datos que se intercambian en un sitio web conseguimos que estén protegidos ante miradas indiscretas. En otras palabras: mientras el usuario está navegando a través de una web, no habrá nadie que pueda tener acceso a la información con la que está interactuando. Tampoco podrá llevar a cabo un seguimiento de las actividades mediante las páginas que visita ni robar información.
  • Integridad de la información: este protocolo también asegura que los datos no podrán ser modificados o sufrir algún tipo de daño mientras se están transfiriendo, con independencia de que este daño pueda haber sido intencionado o no. En determinados casos, sí que podría producirse un daño, pero el protocolo SSL sería capaz de detectarlo.
  • Autentificación: la autentificación es un recurso que se emplea para demostrar que los usuarios se pueden comunicar con la página web en cuestión. Blinda la página ante ataques y ayuda a elevar la confianza del navegante. Esto redunda en que se eleve la posibilidad de que se produzca la conversión por parte del cliente.

¿El HTTPS mejora el SEO?

Esta es una de las preguntas más recurrentes entre los usuarios que barajan el paso de HTTPS a HTTPS. Por eso hoy vamos a analizar el tema en profundidad.

✅ La respuesta corta es que SÍ: el HTTPS mejora notablemente el SEO y lo vas a poder comprobar en este apartado. 

Aquí tienes 3 razones para cambiarte a HTTPS que se relacionan con una mejora importante en las posiciones de cara a los navegadores:

→ Mejora las posiciones en Google

Las estadísticas afirman que más de un 40% de las páginas webs que están ubicadas en la primera posición de Google tienen ya el protocolo HTTPs. No obstante, esto no es ninguna sorpresa, ya que el gigante buscador ha afirmado en multitud de ocasiones que está totalmente a favor de llevar a cabo esta migración.

Google se encarga de lanzar y revisar sus algoritmos con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario. Lo último que quiere hacer es que los clientes terminen en una página que no se pueda considerar segura.

Por ello, su algoritmo beneficia a aquellos sitios que ya tienen el protocolo HTTPS. Por ello, es muy posible que, si tu sitio todavía no es seguro, no tardará en ser superado por otros sitios similares.

Es cierto que este criterio no tiene tanto peso en el SEO como otros, pero, como todo webmaster sabe, todo suma a la hora de alcanzar y mantener las primeras posiciones.

→ A Google “le gustan” las páginas seguras

¿Sabías que se produce un ataque cibernético cada 39 segundos y que el 43% de estos ataques están orientados a PYMES? 

Uno de estos ataques podría robar información sensible de tus usuarios, y lo peor de todo es que tú eres el único responsable de lo que pueda pasar con estos datos. Incluso, podrías llegar a recibir denuncias asociadas a sanciones importantes.

Google ha dotado sus algoritmos de clasificación con criterios especiales que comprueban si una web es segura o no. Con el protocolo HTTPS se logra proteger la información de los navegantes y se evita que se pueda hacer con ella cualquier pirata informático.

Recuerda que esto no solo es importante para Google, sino también para tus clientes y para ti.

→ Etiquetas de navegador

Google ha ido actualizando su sistema de etiquetado en los sitios web, y este se puede visualizar directamente desde la barra de URL.

Los sitios HTTP tienen un símbolo de etiquetado en color gris que indica que el sitio no es seguro si pulsan sobre el mismo. También se incluye el texto de no seguro.

Google terminará marcando con un triángulo rojo aquellos sitios que no considera seguro.

Es cierto que esta etiqueta indica tan solo que el sitio no cuenta con protocolo HTTPS, pero el usuario no lo entenderá por completo y podría asociarlo con algún tipo de fraude.

☝🏻 ¿QUIERES UN EJEMPLO?

En este ejemplo, ¿piensas que en caso de tratarse de una tienda online (venta de productos) el potencial cliente introducirá sus datos bancarios, si ya de entrada se le está indicando que no lo haga?

Si es tu caso, evidentemente estás dejando de ganar clientes, en favor de tu competencia que, a buen seguro, ya tiene una web segura.

El hecho de tener esta etiqueta negativa influirá al posicionamiento SEO debido a que es posible que tu página aparezca en los resultados de búsqueda, pero los usuarios no harán clic sobre ella.

El algoritmo detectará que algo está pasando y esto te puede restar importantes “puntos” (por ejemplo, podría entenderse con que tu web no responde a la intención de búsqueda del usuario, aunque no sea realmente así).

¿Cómo ofrecemos el protocolo HTTPS en SiteGround de forma fácil para nuestros clientes?

Desde SiteGround te lo ponemos muy fácil a la hora de instalar un certificado SSL en el dominio de tu página web. 

Esto se podrá hacer en el “Gestor SSL de SiteGround”, logueándote en tu panel de cliente, desde “Mi cuenta > Seguridad > Gestor SSL > Obtener

Una vez lo tengamos hecho, será tan sencillo como pulsar en Forzar HTTPS desde el panel Site Tools. Con esta configuración podemos asegurar que toda la navegación en la página va a ser segura, ya que se estará utilizando el protocolo SSL.

La opción de tipo interruptor deberá estar marcada en color celeste, tal y como te muestro en esta captura. Asegúrate de este detalle antes de salir:

En el caso de que tengas alguna duda, en este completo tutorial te explicamos cómo hacerlo paso por paso. También puedes contactar con nosotros a través de nuestro sistema de tickets (para clientes). Estaremos encantados de guiarte durante todo el proceso.Ahora que ya sabes la importancia que tiene el protocolo HTTPs + certificado SSL, te animamos a hacer el cambio lo antes posible.

author avatar
Ana García

Head of Marketing España

Una mezcla de Geek y Arty. Siempre curiosa por conocer lo último tanto en marketing online como offline, así como en nuevas tecnologías. Como SiteGrounder me involucro en todas las áreas de la gestión de la marca, desde la estrategia de marketing, contenido, relaciones públicas hasta eventos y mucho más.

Seguridad

Iniciar discusión

¿Listo para iniciar tu web?

¡Elige un plan de hosting, crea o migra tu web en unos clics y haz crecer tu presencia online!

Primeros pasos Chatea con un experto